Noticias

Últimas entradas de noticias
unplash

Viajar con nuestras mascotas

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, sois muchos los que nos preguntáis cómo viajar con nuestras mascotas.

Nuestras mascotas son un miembro mas de la familia en su mayoría por lo cual viajan muchas veces con nosotros.

Todos los años se producen miles de accidentes relacionados con animales domésticos, algunos de los cuales ocasionan incluso perdida de vidas humanas. Con esto nos podemos imaginar la importancia que tiene el control de nuestras mascotas al pasear con ellos o cuando viajan con nosotros en el coche.

  • Viajes en carretera

Es importante, que cuando hagamos una parada en área de descanso o gasolinera el perro es mejor llevarlo atado y así evitar que no salga corriendo hacia la carretera. Es recomendable que la sujeción no la realicen niños o personas mayores, ya que el perro a pesar de estar muy bien educado se puede asustar por un ruido, se puede despistar y acabamos en un atropello con las consecuencias que esto supone tanto para el animal como para los ocupantes del vehículo. Al tratarse de un animal domestico el propietario del animal es el responsable de los daños, salvo casos muy excepcionales.

Cuando paramos y nuestras mascotas quedan en el vehiculo, cuidado con el sol y la temperatura que pueden provocar un “ Golpe de calor” en los animales.

En el coche un animal suelto aumenta los riesgos de accidente pues aumenta la distracción del conductor, puede subirse al conductor y entorpecer la conducción, afectar a los pedales del coche o provocar daños a los ocupantes del coche en caso de frenazo brusco o impacto.

Siempre que la mascota viaje en el interior del vehículo debe ser considerada como un pasajero mas y por lo tanto debe ir protegida tanto por su seguridad como por la de los demás ocupantes. Para nuestras mascotas hay sistemas de retención en el vehículo, cómo los arneses especiales para perros que van sujetos al cinturón de seguridad. Es mejor no utilizar collares a la hora de sujetar el cinturón de seguridad pues en caso de frenazo o impacto el golpe se producirá en la zona del cuello. O también existen las rejillas divisoras, utilizado sobretodo en animales de gran tamaño. Los de pequeño tamaño si el maletero es grande pueden golpearse en caso de accidente.

Los trasportines son el metodo mas seguro. En caso de animales pequeños estos hay que colocarlos en el suelo detrás de los asientos delanteros y nunca colocar el trasportín en el asiento sujeto al cinturón de seguridad pues se ha comprobado que el trasportín se rompe.

  • Viajar en avión.

Antes de comprar el billete hay que informarse sobre las condiciones de la compañía respecto al transporte de animales.  El numero de animales para ser transportados en el avión puede estar limitado, por lo que se debe confirmar la disponibilidad de plaza en la central de reservas de la compañía.

Ademas hay que informarse sobre las exigencias de vacunas en la zona de destino. En la península, depende de la comunidad autónoma, se exige la vacuna de rabia. Si se viaja a otro país fuera de la Comunidad Europea, hay que llamar a la embajada de dicho país para informarse de las exigencias veterinarias (chip, vacunas, pasaportes…).

Dependiendo del peso y tamaño, podrá viajar en la cabina del avión, siempre que lo hagan en un transportan homologado. Si superan dichas dimensiones, exceptuando los perros lazarillo, deberán viajar en la bodega del avión, también en un trasportín homologado.

  • Viajar en barco

A la hora de reservar el pasaje hay que comunicar que viajamos con un animal de compañía y nos informaremos de las condiciones que exige cada compañía. En el momento de embarque nos pueden exigir la tarjeta sanitaria en vigor del animal. Y siempre durante el embarque y desembarque los perros deberán ir sujetos con correa y bozal. Durante el trayecto los animales viajarán en trasportines homologados aunque hay compañías que disponen de jaulas condicionadas.

  • Viajes en tren

En tren también hay que informar a la compañía antes de reservar el billete de que viajamos con un animal para conocer el tipo de trasportín que pueden exigirnos (AVE, larga distancia y AVANT) así como la “guía de sanidad”. En viajes de cercanías, generalmente se admite el transporte de animales domésticos siempre bajo la custodia del viajero que lo lleve, sujetos con correa y si son perros provistos de bozal. Siempre que no se opongan los otros viajeros o produzcan molestias.

Los animales no pagan billete, pero el responsable del animal se tiene que hacer cargo de cualquier daño ocasionado por el animal.

Respecto a la alimentación para viajar, es mejor que este en ayunas antes y durante el viaje, si éste no supera las 10 horas.

Si se marea o es muy nervioso hay que ir al veterinario para que nos aconseja un tratamiento antes de viajar y si es un gato rociar el interior del trasportín con feromonas para que este mas tranquilo.

Para Lardy, la seguridad y bienestar de vuestras mascotas es primordial, por lo que no dudéis en preguntarnos cualquier duda que os surja.

Foto: Patrick Hendry on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*